TERAPIA CON BIOFOTONES PDF Imprimir E-mail
Lunes, 16 de Julio de 2012 11:50

 La biofotonterapia es un proceder aplicado en Cuba y otros países. Según sus promotores, el uso de forma conveniente de los filtros Bioluminis da como resultado un alivio en las patologías tratadas, en especial, en queloides y cicatrices no estéticas

Dicha terapia se utiliza por primera vez en Cuba en enero de 2001, introducida por el creador del filtro Bioluminis, siendo éste: un dispositivo que selecciona, ordena y trasmite las radiaciones electromagnéticas de la luz natural hasta el medio biológico. El rol de dicho filtro, según sus creadores, es hacer “concordar” las frecuencias luminosas procedentes de la luz natural con las frecuencias emitidas por las células.
Haciendo referencia al principio de acción reportado por los autores2: La interposición del filtro Bioluminis entre el receptor y el emisor de la luz natural, y de la piel receptora biológica, aumenta la coherencia de los biofotones por el juego de la propagación múltiple. Es de esa manera que se aprovecha la acción útil de la luz sobre el organismo.
En este párrafo, que pretende explicar la acción del filtro Bioluminis, se utilizan términos científicos conocidos como: la luz natural, la piel como receptora biológica, el concepto de coherencia de los biofotones (favorecida por el uso de los filtros), los biofotones, y el mecanismo de propagación múltiple. Veamos el uso de dichos términos y cómo son aplicados en este mecanismo de acción.
 
LA LUZ NATURAL
 Desde el punto de vista biológico, el ser humano percibe la luz típicamente mediante los ojos, conocido esto por efecto luminoso, y también a través de la piel, por el efecto térmico. En general los animales se rigen por la luz para realizar la mayoría de sus cambios vitales, y más particularmente, mediante los ojos y el cerebro, captan una enorme cantidad de informarción del entorno que les rodea.
Durante su evolución, la ciencia ha analizado la influencia de la luz en la materia viva. Entre los efectos positivos de esta interacción están la fotosíntesis y la síntesis de vitamina D por la piel. También se ha investigado sobre los problemas que conlleva el exceso de radiación luminosa, como la carcinogénesis y la mutagénesis. A través de un estudio básicamente empírico se ha logrado usar la luz como terapia, conocido actualmente como fotomedicina. Durante muchos años, la única fuente de radiación luminosa con que se contaba fue el sol, y desde entonces se ha demostrado sus efectos curativos sobre determinadas patologías.
Esto último aclara la contradicción de los autores al decir que ‘esa luz natural no puede ser utilizable directamente por el medio biológico con fines terapéuticos.’
Una fuente de luz común produce radiaciones de muchas longitudes de onda (policromática) emitidas en muchas direcciones (no colimada), la naturaleza de esta emisión es espontánea (aleatoria en el tiempo), y por tanto esta luz es no coherente.
 
BIOFOTONES
Alrededor de 1923 Alexander Gurwitsch descubre una emisión "ultra débil" de fotones desde sistemas vivos (cebollas, levadura, etc...). Gurwitsch sugirió interrelaciones entre emisión de fotones y la tasa de división de la célula, llamando a esta fotoemisión "radiación mitogenética". Sus experimentos muestran la longitud de onda de la emisión en un rango alrededor de 260 nm.
Siguiendo la filosofía de Gurwitsch, un grupo liderado por Fritz-Albert Popp propone que esta radiación de fotones es emitida a nivel celular, que es casi perfectamente coherente, que las fuentes esenciales son el DNA y resonadores en las células y que dicha radiación es iniciadora de reacciones químicas en dichas células.
Aunque no hay un concenso general respecto a estos últimos planteamientos, se asume en la comunidad científica que los llamados biofotones se refieren a la radiación luminosa emitida por las células vivas.
¿Cómo son presentados los biofotones en la acción del filtro Bioluminis?
El sol emite permanentemente sus radiaciones electromagnéticas bajo forma de pequeños paquetes llamados fotones, y son los biofotones los vehículos de transporte de estas señales electromagnéticas
Cuando la frecuencia o longitud de onda del emisor y del receptor están bien acopladas, la energía se transmite de manera óptima y esa es la supuesta función decodificadora para “seleccionar y organizar” estos fotones que realiza el filtro Bioluminis, el cual, situado entre el receptor y el emisor de luz natural, y de la piel receptora biológica, aumenta la coherencia de los biofotones “por el juego de la propagación múltiple”.
En primer lugar, en estos planteamientos no se define de forma clara qué es un biofotón. Luego se utiliza el concepto intuitivo del acople de la energías de absorción y emisión de fotones, pero se introduce de manera ambigua el incremento de su coherencia, haciendo referencia a un efecto del que no se da ninguna descripción (“juego de la propagación múltiple”)
Última actualización el Martes, 17 de Julio de 2012 08:48
 
Contacto

 

Llámenos
(+57)(5)(358 5914)
 
(+57)(312 3566147)

 

Change language

Bookmark and Share

Contador de Visitas

contador de visitas